que-ver-sevilla-en-un-dia

Cuando haces turismo exprés, conviene tener muy claro qué ver en Sevilla en un día. En nuestro hotel boutique en Sevilla hacemos una recomendación realista.

24 horas no son suficientes para conocer una ciudad con tanto patrimonio histórico y cultural como Sevilla, pero lo intentaremos. Nuestra propuesta sobre qué ver en Sevilla en un día se centra, sobre todo, en la parte más monumental ubicada en el centro.

 

 

Paseo matutino por el barrio de Santa Cruz. Nos levantamos temprano para encontrarnos con uno de los barrios con más encanto de la ciudad. Se ubica en el centro histórico y sus callejuelas nos llevan a tiempos remotos. Justo al lado tenemos la judería. Pisar la ciudad sin pasar por sus calles y placitas es un auténtico delito. Le recomendamos ver el balcón de Rosina y el callejón del agua.

 

 

La catedral. A partir de las 8 de la mañana ya podemos entrar en el templo para disfrutar de esta obra artística de voluminosas dimensiones. Considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es la catedral más grande del mundo. Para apreciar de verdad la belleza de esta construcción de estilo gótico hay que contemplarla desde distintos ángulos: vista de la fachada y contorno exterior, por dentro (con su juego de luces) y desde la Giralda. ¡Impresionante!

 

 

 

La Giralda. Antes de la reponer fuerzas subiremos al monumento más icónico de Sevilla. La Giralda es la torre campanario de la catedral, un lugar privilegiado desde el que tenemos la vista de un pájaro. Su estilo mudéjar la impregna de un gran encanto. No hay ascensor, así que toca hacer el ascenso por sus cómodas rampas. La subida merece mucho el esfuerzo porque estaremos ante las mejores vistas de la ciudad.

 

 

El Real Alcázar. Muy cerca de la catedral y la Giralda tenemos un enclave de gran belleza. Este no es solo el lugar preferido de muchos para relajarse y desconectar (los sevillanos tienen entrada libre), sino que también ha sido el escenario de series como Juego de tronos. Cuenta con casi diez hectáreas de extensión y es el palacio real en uso más antiguo del mundo. Por sus jardines se mueven unos elegantes pavos reales. En verano tiene una dilatada programación cultural.

 

 

Plaza de España. Por este conjunto arquitectónico pasean cada día miles de turistas que vienen a conocer la ciudad. Se trata de una de las plazas más monumentales del mundo, obra encargada a Aníbal González con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929. Podemos simplemente contemplar su estupendo estado de conservación mientras paseamos, sentarnos en uno de los bancos de las provincias o disfrutar de un paseo en barco.

 

Aún queda mucho por ver, pero nos hace falta algo más de tiempo. ¿Quiere conocer la ciudad? Hospédese en nuestro hotel con encanto en Sevilla.